Las SOCIMI (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario) tienen como principal objeto la adquisición, promoción y rehabilitación de bienes inmuebles, para su posterior explotación en régimen de alquiler.
El reparto de beneficios es obligatorio en las Socimi. A partir del 80% de los obtenidos por rentas de alquiler y de 50% de los procedentes de ventas de activos. En caso de beneficios obtenidos de otras Socimi o Reit, debe repartirse el 100%.
La Tasa Interna de Retorno o de Rentabilidad (TIR) es un método de valoración de inversiones que mide la rentabilidad de los cobros y los pagos actualizados, generados por una inversión, en términos relativos, es decir, en porcentaje.